Juan Manuel Zepeda Hernández

May 24, 2018

Juan Zepeda ofrece más inversión en infraestructura

Foto: @JuanZepeda_

mexico

Foto: @JuanZepeda_

Estado de México, México

Destinar mayor inversión financiera para infraestructura, saneamiento y tratamiento de aguas residuales, adoptar programas y canalizar recursos para reducir las fugas en el sistema de suministro de agua potable y en tomas domiciliares, propuso Juan Zepeda, candidato al Senado de la República por el Estado de México.

En la explanada del Palacio Municipal de Chimalhuacán, el abanderado de la coalición Por México al Frente aseguró que el país vive una situación crítica en cuanto a disponibilidad de agua para consumo humano, ya que se encuentra por debajo de 50 por ciento de lo necesario.

Sostuvo que es un desafío que se debe enfrentar de manera coordinada con las autoridades y la ciudadanía, sin dejar a un lado la participación de los sectores industrial y agrícola, que son los que demandan el mayor volumen de agua para llevar a cabo la producción y generan el mayor porcentaje de contaminación.

Zepeda Hernández resaltó que la industria en México es el sector que ocupa el segundo lugar en consumo de agua, detrás de la actividad agropecuaria, apuntando que el país cuenta con 446 mil 777 millones de metros cúbicos de agua dulce renovable al año.

Refirió que según el Consejo Consultivo del Agua A.C, en México 22.7 por ciento del agua superficial se encuentra contaminada o fuertemente contaminada; 33.2 por ciento del agua superficial tiene calidad aceptable; 44.1 por ciento del agua superficial se observa en calidad buena y excelente.

El candidato a senador planteó reformas constitucionales a efecto de que los municipios creen incentivos fiscales a los particulares y empresas que instalen sistemas de captación de agua de lluvia que se recoja de los techos y se almacene en tanques de gran capacidad, para que sea aprovechada para la descarga de inodoros, riego de zonas verdes, entre otros usos.

Aseguró que hay necesidad de impulsar un programa en tiempo real y abierto a la ciudadanía, para la verificación de las unidades industriales, para coadyuvar a reducir el uso de fertilizantes químicos en actividades agrícolas y optar por el uso de abonos orgánicos, generando la oportunidad a los incentivos económicos y fiscales y recolectar las aguas pluviales.

“El uso responsable del vital líquido es ocupación de todos y lo debemos de realizar desde los entornos en que nos encontremos. Resulta indispensable fomentar la cultura responsable del cuidado del agua al momento de su consumo o utilización", manifestó.

Y añadió que "para combatir la problemática que nos aqueja es necesario no solamente atraer a la ciudadanía, sino también, al sector privado quien tiene un alto nivel de responsabilidad en el cuidado del agua y este debe contribuir y respaldar dicha acción”.

Asimismo, urgió a aplicar correctamente los recursos financieros suficientes para una mejor capacidad de tecnología para el saneamiento del agua y para que con ello se obtenga la calidad adecuada del vital líquido y aseguró que se garantizará con esto su acceso y disponibilidad.

El tratamiento de las aguas residuales evitará que se sigan contaminado las fuentes principales de abastecimiento con sustancias toxicas en los ríos, lagos, lagunas, agua superficiales y del subsuelo, puntualizó.

Mencionó que el Estado de México tiene como ejemplo el río Lerma, uno de los más largos de México y que presenta uno de los problemas de contaminación más importantes, impactando gravemente en el equilibrio del ecosistema, ya que recibe descargas de residuos tóxicos industriales y domésticos a lo largo de sus 750 kilómetros.

Además de que su cauce está contaminado por desechos industriales, ya que recibe descargas de aguas negras, produciendo olores insoportables en algunos tramos y gran parte de la contaminación del río Lerma en el Valle de Toluca proviene de las ocho mil empresas del sector manufacturero que arrojan sus desechos al río, indicó.

El candidato de los partidos Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano refirió que la reutilización del agua es una forma de evitar la sobreexplotación, así como el excesivo consumo innecesario de agua potable al otorgársele un segundo uso útil.

En México, expuso, sólo 20 por ciento de las aguas residuales son tratadas, de acuerdo con datos del Colegio Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Por lo anterior, Juan Zepeda afirmó que con la propuesta se coadyuvará a impulsar el desarrollo económico y social del país y a avanzar en el cauce de sustentabilidad y calidad a largo plazo.

“El agua de la lluvia puede ser perfectamente empleada para el uso doméstico e incluso industrial y agrícola. Para los hogares que realicen esta actividad de utilización de agua de lluvia y para las demarcaciones de áreas verdes libres de desechos tóxicos para la filtración del agua de lluvia, por lo que se podrían diseñar incentivos económicos o bien llevar a la reducción de un 50 por ciento del pago predial”, apuntó.

Finalmente, el abanderado perredista dijo que el aprovechamiento debe de fomentarse desde una amplia infraestructura de captación a través de cisternas o depósitos que permitan el almacenamiento, a fin de darle uno o varios usos, sin la necesidad de que sea sometida a algún tipo de tratamiento de sanidad.

Con información de: Notimex

MG